0
0
0
s2smodern
Para celebrar el Día de la Tradición se eligió el 10 de noviembre, la fecha de nacimiento del escritor José Hernández, autor de “El gaucho Martín Fierro” y “La vuelta de Martín Fierro"...
A 187 años del nacimiento del autor que marcó un antes y un después en la literatura argentina, con su obra "El gaucho Martín Fierro", en honor a su natalicio, celebramos cada 10 de noviembre el "Día de la Tradición".
trad
0
0
0
s2smodern

El secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA) filial Chaco, Adrián Bellomi, en contacto con Radio Facundo Quiroga habló sobre el paro de cuatro horas por turno. “Convocamos a todos los trabajadores de clínicas, sanatorios, hospitales de comunidades, servicios de emergencias, centros de diagnósticos, entre otros a movilizarse el 1 y 2 de julio con duración de 4 horas por turno”.

   

Gentileza Radio Facundo Quiroga

conv

0
0
0
s2smodern
El secretario general de ATSA salud filial Chaco, Adrián Bellomi, hablo sobre la situación del sanatorio Güemes, a raíz del permanente atraso en pago de los sueldos de los trabajadores correspondiente al mes de febrero, hoy los empleados no saben lo que es cobrar un aguinaldo completo.
 

Fuente Prensa
Martín Sánchez – Contacto Inicial
Walter Mespulet – Radio Atlantis FM 94.3 Mhz.
0
0
0
s2smodern

El primer análisis global de apoyo legal para los trabajadores clasifica 181 respuestas gubernamentales a la pandemia, con Argentina encabezando el ranking en cuanto al apoyo otorgado a los trabajadores durante la pandemia.

Poco más de la mitad de los gobiernos estudiados reconocen al COVID-19 como una enfermedad ocupacional a través de un proceso regulatorio formal.

Un nuevo estudio global de UNI Global Union y la Confederación Sindical Internacional (CSI) ha encontrado que el 98 por ciento de los trabajadores del mundo no reciben el subsidio de enfermedad, el reemplazo de salario y los beneficios sociales que necesitan para soportar los impactos del COVID-19.

El informe, COVID-19: Una enfermedad ocupacional: donde los trabajadores de primera línea están mejor protegidos, analizó y clasificó los niveles de compensación laboral, programas de seguridad social y sistemas de salud pública en 181 jurisdicciones nacionales y regionales. Esto incluyó 124 países, así como 37 estados de EE.UU., 13 provincias y territorios canadienses y siete estados australianos.

Los cinco primeros países del informe fueron Argentina, seguido de Austria, Suecia, Francia y España.

Las diez jurisdicciones mejor calificadas en el estudio, que incluyeron Argentina, Massachusetts, New Hampshire y NuevaJersey, brindan el mejor apoyo para los trabajadores afectados por COVID-19. Sin embargo, estas jurisdicciones representan solo el 2 por ciento de la población activa mundial, lo que deja a la gran mayoría de los trabajadores con provisiones y beneficios limitados si se ven afectados por el virus.

Un poco más de la mitad (98 jurisdicciones) reconocen el COVID-19 como una enfermedad ocupacional a través de un proceso regulatorio formal, que permite a las personas que han contraído el coronavirus en el trabajo acceder a protecciones y derechos sociales, como el subsidio de enfermedad, la atención médica y el reemplazo de salario que de lo contrario les sería negado. Este reconocimiento es particularmente importante para los trabajadores que sufren de COVID prolongado y otras complicaciones persistentes por la enfermedad.

Sin embargo, incluso cuando se reconoce que COVID-19 es una enfermedad ocupacional, los gobiernos a menudo niegan injustamente los beneficios porque los trabajadores no pueden demostrar que contrajeron el virus en el trabajo. Para remediar este problema, algunas jurisdicciones (6 por ciento de las examinadas) han adoptado presuntas leyes o políticas, lo que significa suponer que la enfermedad se contrajo en el trabajo. Este paso crítico elevó las respuestas de estos países a la pandemia a lo más alto del ranking.

Christy Hoffman, Secretaria General de UNI Global Union, dijo:

“Los gobiernos le están fallando a los trabajadores de primera línea que apoyan a nuestras comunidades durante la pandemia al obligarlos a asumir las cargas físicas, psicológicas y financieras del COVID-19 por su cuenta. Estos trabajadores, a menudo mujeres, migrantes y trabajadores de color, no deberían tener que elegir entre su salud personal y su salud financiera. El reconocimiento de COVID-19 como una enfermedad ocupacional junto con la calificación automática de beneficios para los trabajadores de primera línea ayudará a garantizar que los trabajadores tengan las mejores oportunidades de obtener los beneficios y la compensación que merecen”.

Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, dijo:
“No podemos dejar que los trabajadores de primera línea se queden sin protección social. Una recuperación resiliente necesita un nuevo contrato social, que brinde a los trabajadores la mejor oportunidad posible de obtener los beneficios y la compensación que merecen, con un Fondo Mundial de Protección Social como primer paso hacia los derechos universales. Para ello, hacemos un llamado a la Organización Internacional del Trabajo para que reconozca con urgencia al COVID-19 como una enfermedad ocupacional, como parte del impulso para hacer de la salud y seguridad ocupacional un derecho fundamental ”.

0
0
0
s2smodern
Acto con los nuevos egresados de Enfermería Universitaria, y entrega del Título Digital Académico por la Universidad ISALUD...
Jóvenes de la Comunidad Qom de nuestra Provincia...
 
1
2
3
4
 
 
 
 
 
 
 
 
Resistencia, 21 de Diciembre 2020.-